Cargando...

¿Cómo cuidar adecuadamente las almohadillas de tu perrito?

¿CÓMO CUIDAR ADECUADAMENTE LAS ALMOHADILLAS DE TU PERRITO?

Prestarles atención a las patas de tu mascota es tan importante como cuidar del resto de su cuerpo. Los peluditos pueden sufrir ampollas, roturas de sus almohadillas o quemaduras por caminar sobre un pavimento demasiado caliente.   Las almohadillas de las patas lesionadas hacen que caminar sea doloroso y pueden infectarse. Por lo tanto, es importante cuidar adecuadamente las patas de tu perro más allá de asegurarse de que sus uñas estén cortadas.

¿Qué son exactamente las almohadillas para las patas?

Las almohadillas de las patas consisten en una capa de piel pigmentada, generalmente rosada o negra, que cubre el tejido graso. Dado que la grasa es aislante, esto les da a las patas de tu perro un poco de protección contra las superficies más frías en el invierno. También son una parte integral de la estructura de la piel de tu compañero. Las almohadillas también ayudan a mantener el equilibrio de tu peludito y  le brindan tracción, estabilidad y absorción de impactos.

Su textura puede ser áspera/callosa o lisa/suave; todo esto depende del terreno en el que tu perro camina regularmente. Si llevas a tu lomito a caminar con frecuencia, o si sale a pasear con regularidad sobre el asfalto, tendrá sus almohadillas callosas debido a la exposición a terrenos más accidentados. Si tu perrito es mayor de edad y no camina tanto, o pasa la mayor parte del tiempo al aire libre corriendo sobre el césped, es probable que las almohadillas de sus patas sean más suaves.

Aroma en sus patitas

Las patas de los perros pueden oler por una variedad de razones. En las almohadillas, tienen glándulas sudoríparas que les ayudan a refrescarse en climas cálidos, también tienen glándulas olfativas que les permiten dejar sus feromonas para que otros sepan que estuvieron en un lugar (razón por la cual muchos perros raspan sus patas contra la hierba o después de ir al baño). 

Comúnmente se dice, que las patas de los perros huelen a queso, este olor proviene de bacterias que se resguardan generalmente entre los dedos y las almohadillas de las patas. La levadura y las bacterias en los pies de tu perro es normal, y su sistema inmunológico trabaja para mantenerlas en un número manejable. Sin embargo, si notas que las patas de tu perro tienen un aroma desagradable, visita a tu veterinario para averiguar la causa y tratar la infección. A veces, estos padecimientos son causados por alergias alimentarias o ambientales. 

Consejos imprescindibles para cuidar las patas de tu perro.

Las patas reciben golpes todos los días, desde cargar el peso del cuerpo hasta pisar superficies duras. Como el dueño de un perro, deberías cuidarlas lo mejor posible para conservarlas sanas y fuertes. 

Aquí te damos algunos consejos para que tu fiel compañero no sufra de alguna infección o problema relacionado al mal mantenimiento de esa importante parte de su cuerpo. 

1.- Recorta sus uñas

Si las uñas de un perro hacen ruido cuando camina, deberían recortarse.   Las uñas apenas deben rozar el suelo. La mayoría de los veterinarios ofrecen este servicio  por si el perro es demasiado inquieto. Aunque algunos se resisten a que les corten las uñas, es una acción importante del buen cuidado de las patas de los perros.

 2. Peina el pelo entre los dedos de los pies de tu perro 

El pelo entre las almohadillas causa una estera dolorosa si no se recorta con regularidad. Peina el cabello y córtalo para que quede a la altura de las almohadillas. Compruebe si hay astillas u otra suciedad mientras se recorta.

 3. Humecta las almohadillas

Humedezca las almohadillas de las patas para evitar que se agrieten.

Las almohadillas se agrietan y sangran si se secan demasiado. Sin embargo, no use loción humana en las almohadillas de los perros, ya que puede ablandar demasiado las almohadillas y provocar más problemas. En su lugar, busque humectantes de almohadilla diseñados específicamente para las patas secas de un perro. Mientras frotas la loción, mima a tu peludito con un masaje en las patas frotando entre las almohadillas y entre cada dedo. 

4. Las almohadillas de las patas hinchadas necesitan atención médica. 

Las almohadillas para las patas pueden hincharse por varias razones y la mayoría requiere cierto nivel de cuidado para aliviar el dolor y la inflamación:

  • Lesión causada por un objeto extraño
  • Picaduras de insectos o arañas
  • Alergias
  • Enfermedad y / o Infecciones

Si tu perro tiene almohadillas hinchadas y dolorosas, visita a tu veterinario. 

3. Cuidado de las patas de tu perro en verano

Las patas de los perros se queman en superficies calientes. 

Ten cuidado cuando camines con tu perro durante el calor del verano. Para evitar ampollas y quemaduras, evite caminar sobre superficies calientes (como estacionamientos o arena). Si se forman ampollas o ardor, lávalas con jabón neutro y envuélvelas sin apretar con una gasa.

Antes de salir a pasear con tu peludito, también puedes ponerle en sus almohadillas un poco de protector solar. 

5. Evite lugares con demasiada basura para caminar

Evita lugares escondidos, con poca luz y en donde haya mucha basura, pues tu perro se puede lastimar con facilidad con objetos extraños.

6. No utilices legía en las patas de tu perro

LEJÍA (La lejía es el nombre dado a gran variedad de sustancias que, en disolución acuosa, son un fuerte oxidante, y que suele utilizarse como desinfectante, como decolorantes y en general como solventes de materias orgánicas, en México se usa lo que es conocido como cloro (hipoclorito de sodio)

La exposición a la lejía a través de la ingestión, la respiración o el tacto es extremadamente tóxica para los perros y puede provocar quemaduras graves o corrosión interna y resultar fatal para tu mejor amigo.

También evita cualquier desinfectante para manos u otros derivados, sabemos que es importante en estos momentos mantener nuestra casa limpia, pero muchos de ellos pueden ser tóxicos para la piel de un perro. En su lugar, al regresar de un paseo puedes limpiar sus patitas con agua tibia y jabón neutro, o bien, utilizar productos indicados para hacerlo que sean libres de alcohol como Clean Pawer, un sanitizante de patitas que además de matar el 99.9% de gérmenes y bacterias, mantendrá protegidas sus almohadillas por más de 6 horas y las humectará. 

¿CÓMO CUIDAR ADECUADAMENTE LAS ALMOHADILLAS DE TU PERRITO?

Prestarles atención a las patas de tu mascota es tan importante como cuidar del resto de su cuerpo. Los peluditos pueden sufrir ampollas, roturas de sus almohadillas o quemaduras por caminar sobre un pavimento demasiado caliente.   Las almohadillas de las patas lesionadas hacen que caminar sea doloroso y pueden infectarse. Por lo tanto, es importante cuidar adecuadamente las patas de tu perro más allá de asegurarse de que sus uñas estén cortadas.

¿Qué son exactamente las almohadillas para las patas?

Las almohadillas de las patas consisten en una capa de piel pigmentada, generalmente rosada o negra, que cubre el tejido graso. Dado que la grasa es aislante, esto les da a las patas de tu perro un poco de protección contra las superficies más frías en el invierno. También son una parte integral de la estructura de la piel de tu compañero. Las almohadillas también ayudan a mantener el equilibrio de tu peludito y  le brindan tracción, estabilidad y absorción de impactos.

Su textura puede ser áspera/callosa o lisa/suave; todo esto depende del terreno en el que tu perro camina regularmente. Si llevas a tu lomito a caminar con frecuencia, o si sale a pasear con regularidad sobre el asfalto, tendrá sus almohadillas callosas debido a la exposición a terrenos más accidentados. Si tu perrito es mayor de edad y no camina tanto, o pasa la mayor parte del tiempo al aire libre corriendo sobre el césped, es probable que las almohadillas de sus patas sean más suaves.

Aroma en sus patitas

Las patas de los perros pueden oler por una variedad de razones. En las almohadillas, tienen glándulas sudoríparas que les ayudan a refrescarse en climas cálidos, también tienen glándulas olfativas que les permiten dejar sus feromonas para que otros sepan que estuvieron en un lugar (razón por la cual muchos perros raspan sus patas contra la hierba o después de ir al baño). 

Comúnmente se dice, que las patas de los perros huelen a queso, este olor proviene de bacterias que se resguardan generalmente entre los dedos y las almohadillas de las patas. La levadura y las bacterias en los pies de tu perro es normal, y su sistema inmunológico trabaja para mantenerlas en un número manejable. Sin embargo, si notas que las patas de tu perro tienen un aroma desagradable, visita a tu veterinario para averiguar la causa y tratar la infección. A veces, estos padecimientos son causados por alergias alimentarias o ambientales. 

Consejos imprescindibles para cuidar las patas de tu perro.

Las patas reciben golpes todos los días, desde cargar el peso del cuerpo hasta pisar superficies duras. Como el dueño de un perro, deberías cuidarlas lo mejor posible para conservarlas sanas y fuertes. 

Aquí te damos algunos consejos para que tu fiel compañero no sufra de alguna infección o problema relacionado al mal mantenimiento de esa importante parte de su cuerpo. 

1.- Recorta sus uñas

Si las uñas de un perro hacen ruido cuando camina, deberían recortarse.   Las uñas apenas deben rozar el suelo. La mayoría de los veterinarios ofrecen este servicio  por si el perro es demasiado inquieto. Aunque algunos se resisten a que les corten las uñas, es una acción importante del buen cuidado de las patas de los perros.

 2. Peina el pelo entre los dedos de los pies de tu perro 

El pelo entre las almohadillas causa una estera dolorosa si no se recorta con regularidad. Peina el cabello y córtalo para que quede a la altura de las almohadillas. Compruebe si hay astillas u otra suciedad mientras se recorta.

 3. Humecta las almohadillas

Humedezca las almohadillas de las patas para evitar que se agrieten.

Las almohadillas se agrietan y sangran si se secan demasiado. Sin embargo, no use loción humana en las almohadillas de los perros, ya que puede ablandar demasiado las almohadillas y provocar más problemas. En su lugar, busque humectantes de almohadilla diseñados específicamente para las patas secas de un perro. Mientras frotas la loción, mima a tu peludito con un masaje en las patas frotando entre las almohadillas y entre cada dedo. 

4. Las almohadillas de las patas hinchadas necesitan atención médica. 

Las almohadillas para las patas pueden hincharse por varias razones y la mayoría requiere cierto nivel de cuidado para aliviar el dolor y la inflamación:

  • Lesión causada por un objeto extraño
  • Picaduras de insectos o arañas
  • Alergias
  • Enfermedad y / o Infecciones

Si tu perro tiene almohadillas hinchadas y dolorosas, visita a tu veterinario. 

3. Cuidado de las patas de tu perro en verano

Las patas de los perros se queman en superficies calientes. 

Ten cuidado cuando camines con tu perro durante el calor del verano. Para evitar ampollas y quemaduras, evite caminar sobre superficies calientes (como estacionamientos o arena). Si se forman ampollas o ardor, lávalas con jabón neutro y envuélvelas sin apretar con una gasa.

Antes de salir a pasear con tu peludito, también puedes ponerle en sus almohadillas un poco de protector solar. 

5. Evite lugares con demasiada basura para caminar

Evita lugares escondidos, con poca luz y en donde haya mucha basura, pues tu perro se puede lastimar con facilidad con objetos extraños.

6. No utilices legía en las patas de tu perro

LEJÍA (La lejía es el nombre dado a gran variedad de sustancias que, en disolución acuosa, son un fuerte oxidante, y que suele utilizarse como desinfectante, como decolorantes y en general como solventes de materias orgánicas, en México se usa lo que es conocido como cloro (hipoclorito de sodio)

La exposición a la lejía a través de la ingestión, la respiración o el tacto es extremadamente tóxica para los perros y puede provocar quemaduras graves o corrosión interna y resultar fatal para tu mejor amigo.

También evita cualquier desinfectante para manos u otros derivados, sabemos que es importante en estos momentos mantener nuestra casa limpia, pero muchos de ellos pueden ser tóxicos para la piel de un perro. En su lugar, al regresar de un paseo puedes limpiar sus patitas con agua tibia y jabón neutro, o bien, utilizar productos indicados para hacerlo que sean libres de alcohol como Clean Pawer, un sanitizante de patitas que además de matar el 99.9% de gérmenes y bacterias, mantendrá protegidas sus almohadillas por más de 6 horas y las humectará. 

¿Cómo cuidar adecuadamente las almohadillas de tu perrito?
 

huellas  CONOCE A TU MEJOR AMIGO  huellas

Crown

Encuentra la

felicidad y nutrición





ó